PROYECTOS ERASMUS+ (SECUNDARIA Y BACHILLERATO)

 

PROYECTO ERASMUS +:

REUNIÓN DE COORDINACIÓN GREEN SCHOOLS FOR GREEN EUROPE  EN ANTALYA, TURQUÍA.

El pasado 24 y 25 de noviembre tuvo lugar en Antalya, específicamente en el Özel Antalya Koleji, la reunión de coordinación (C3) dentro del proyecto Erasmus+ KA220 Green Schools for Green Europe. 

En esta ocasión la temática de la reunión de coordinación corrió en torno a la preparación de las restantes movilidades dentro de este proyecto y a la aclaración de los resultados que se debían obtener después de cada movilidad.  Asimismo, se trabajaron aspectos relacionados con la entrega y evaluación del informe intermedio ante la Agencia Nacional holandesa y trabajamos cómo podíamos mejorar dicha evaluación; discutimos el impacto del proyecto en los diferentes centros que conforman la asociación estratégica con sugerencias de mejora; acordamos una herramienta común para la entrega de documentación por parte de los socios al coordinador del proyecto; actualizar y hacer más visible el proyecto en las distintas plataformas de redes sociales y mantener la página web actualizada; analizamos los resultados de las encuestas realizadas hasta el momento antes y después de las movilidades en Oslo y Riga; analizamos la importancia de participación de padres y otros miembros de la comunidad en el proyecto para que su impacto sea mayor. Dedicamos bastante tiempo a la argumentación de los resultados intelectuales propios de los distintos paquetes de trabajo sobre sostenibilidad y educación medioambiental; sobre eco arte y sobre deportes sostenibles y en la naturaleza. Se concretaron las responsabilidades de cada socio y se hizo un repaso al presupuesto resultante para las diferentes movilidades restantes. 

La documentación generada en el proyecto fue un punto que también se trató en esta reunión así como los eventos multiplicadores que tienen que darse para cada uno de los bloques. Se establecieron las fechas de las diferentes movilidades restantes. Nosotros acogeremos a alumnado y profesorado de Países Bajos, Turquía e Italia la primera semana de marzo.

Fueron dos días intensos de trabajo, pero que han resultado ser de bastante provecho. Cabe destacar la predisposición de todos los coordinadores Erasmus allí presentes representantes de los centros y entidades colaboradores: Italia, Noruega, Universidad Técnica  de Riga, Países Bajos, España y Turquía. Las ganas, el entusiasmo y el buen talante acompañaron una jornada intensa pero fructífera. De ella se obtuvo una planificación hasta el curso 2024-2025 basada en el buen trabajo y las ganas de docentes de distintos lugares por mantener encendida la llama de la ilusión en materia de educación. Solo esperamos que nuestro centro siga siendo un lugar de intercambio de ideas, proyectos y acciones innovadoras que empapen a nuestro alumnado de ganas y conocimientos que les abran las puertas al mundo que les espera fuera de nuestras paredes.

Seguimos siendo un centro en constante movimiento y reciclaje que apuesta por una educación competencial, viva y práctica  que nos ayude a formar a las generaciones del futuro con las mejores herramientas posibles. Por todo esto seguiremos  trabajando en diferentes proyectos Erasmus que faciliten a la comunidad educativa del IES Santa Lucía de distintas herramientas a nivel europeo en pro de nuestros alumnos.

 


 

KA220 “Green Schools for a Green Europe”

Alanya y Antalya (Turquía), 18 – 26 noviembre 2023 – C3

18 de noviembre

Comenzamos nuestra aventura saliendo desde las 11:00 de la mañana del sábado a Düsseldorf y llegamos a las 16:45, enseguida pudimos notar la diferencia de temperatura con respecto a Gran Canaria. Hacía bastante fresco, y llovía a cántaros y habíamos dejado atrás un episodio de calima y calor que duró la semana que estuvimos fuera.

Puesto que íbamos a pasar la primera noche allí, teníamos previsto visitar el casco antiguo y los lugares más emblemáticos del centro de Düsseldorf, pero lamentablemente el mal tiempo y las fuertes lluvias no lo permitieron. Así que dejamos las maletas en el hotel, descansamos un poco y fuimos a cenar a un restaurante cercano. Esta corta estancia en Düsseldorf sirvió para que algunos de nosotros pudiéramos practicar la lengua alemana, y los que no la hablaban, pudieron aprender algunas palabras y expresiones.

Esta primera cena fue un rato agradable en el que pudimos conversar y prepararnos con ilusión para la intensa semana de aprendizaje que teníamos por delante. Una vez terminada la cena, volvimos al hotel porque saldríamos bastante temprano la mañana siguiente rumbo a Antalya.

 

19 de noviembre

El domingo a las 9:20 horas, teníamos previsto coger el avión con dirección a Antalya, pero hubo casi una hora de retraso. Al llegar a Turquía, pudimos sentir que hacía mucho frío, incluso más que en Düsseldorf. Un minibús nos esperaba para trasladarnos hasta nuestra primera parada,  Alanya, ciudad en la que comenzaría nuestra movilidad. Durante este trayecto de dos horas, pudimos admirar esta zona costera y turística de Turquía, cuyo contraste entre los descomunales complejos hoteleros y la ausencia de gente en las calles nos llamaba poderosamente la atención. 

A medida que íbamos llegando a nuestro hotel, pudimos disfrutar de un atardecer precioso de vivos colores. Allí nos esperaban Ummahan y Mehmet, dos de los coordinadores turcos, de la European Development and Change Association que demostraron ser unos grandes anfitriones durante toda nuestra estancia. Cenaron con nosotros y pasamos un rato muy distendido, aprendiendo palabras y saludos en turco. Ellos tuvieron que irse antes para terminar de preparar la jornada de bienvenida que tendría lugar al día siguiente. 

20 de noviembre

El día comenzó con un buen desayuno en el hotel, y allí coincidimos con los compañeros procedentes de los otros países (Turquía, Italia, Letonia y Países Bajos), fue muy reconfortante reencontrarse con compañeros y compañeros con los que habíamos coincidido en movilidades anteriores. Una vez hubimos desayunado, nos dirigimos al campus universitario de la Universidad de Alanya (Alanya Alaaddin Keykubat Üniversitesi), donde se encontraban las facultades de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y la de Ciencias de la Educación, entre otras. El campus universitario también incluía, entre otras instalaciones, una  sala de juegos, diversas cafeterías y comedores y una mezquita. 

Tras este recorrido, hicimos una pausa para tomar café y degustar té y algunas pastas turcas. A continuación, nos dirigimos al salón de actos, en el que los compañeros y compañeras turcos expusieron información sobre la universidad, los proyectos en los que participan, así como formación sobre sostenibilidad. Posteriormente, cada uno de los países visitantes presentamos el enfoque que se le da desde el currículo a la materia de Educación Física en nuestros respectivos países. En este sentido, nosotros explicamos la importancia de la natación en nuestro currículo, dada la situación geográfica y las características de las Islas Canarias, aprovechamos a su vez para mencionar personas destacadas en el panorama deportivo de Canarias, como por ejemplo, las hermanas windsurfistas Daida e Iballa Ruano, o Björn Dunkerbeck. Hicimos un recorrido extenso por las actividades que desde el curriculum de Educación Física se llevan a cabo en el exterior, y en contacto con la naturaleza. Pusimos especial énfasis en nuestros deportes autóctonos y en la preocupación por el incremento de la tasa de obesidad infantil en la población española.

Después de este intercambio, almorzamos un menú típico turco: Sopa a base de yogur y hierbabuena y un plato que consistía fundamentalmente en garbanzos y trigo. De postre, ofrecimos a todos nuestros compañeros y compañeras ambrosías Tirma, que nos acompañan en nuestras movilidades por el mundo. Ya son conocidas en media Europa.

 

Después de comer, para realizar distintas actividades en grupos internacionales, formados por miembros de diferentes países, sobre la actividad física y la sostenibilidad. Resultó muy interesante, puesto que pudimos aprender diferentes acciones sostenibles que se llevan a cabo desde las escuelas, así como aportar las nuestras. Al atardecer, dimos un paseo por la avenida marítima y la playa y finalmente cenamos todos juntos.

 

 

21 de noviembre

Comenzamos el día haciendo beach yoga, es decir, yoga en la playa. La noche anterior estábamos expectantes y algo asustados, puesto que no sabíamos si íbamos a ser capaces de realizar la actividad debido al frío que hacía. Sin embargo, por suerte salió el sol e hizo un día espléndido. Concretamente, realizamos una clase de Chi kok yoga, una modalidad que no conocíamos, y nos vino bien para comenzar el día con energía. 

Después de la sesión, hicimos un desayuno contundente en el hotel para poder afrontar el día que teníamos por delante.

Una vez desayunados, nos llevaron a la ciudad antigua de Syedra para recorrerla haciendo senderismo y disfrutar de sus ruinas y las explicaciones del guía que nos acompañaba. Visitamos un baptisterio y, sin duda, fue impresionante ver a los arqueólogos trabajando para seguir descubriendo ruinas de esta ciudad, pero especialmente presenciar la ardua labor de reconstruir pieza a pieza un mosaico del siglo VII, que en este caso representaba los doce trabajos de Hércules. Luego almorzamos en un centro comercial cercano y tras esta pausa, realizamos una actividad de plogging (recogida de residuos) en grupos en los alrededores del Castillo de Alanya, para la cual nos equipamos con guantes y sacos de basura. Pudimos tomar consciencia de la cantidad de basura que deja el ser humano por las calles y en la naturaleza, aún cuando a simple vista todo parece estar limpio. Al finalizar la actividad, un autobús nos trasladó hasta nuestro alojamiento en Antalya en un trayecto que duró dos horas.

Al llegar, nos refrescamos un poco y fuimos a cenar todos juntos en el restaurante del hotel,  muy acogedor, con música en directo, donde pudimos reponer fuerzas tras un largo día y compartir un rato distendido.   

                                       

 

 

 

 

 

 

    

22 de noviembre

Después del desayuno en el hotel de Antalya, nos preparamos para visitar el centro de Primaria Özel Antalya Koleji. Al llegar, quedamos impresionados por su bonita infraestructura de grandes dimensiones. Allí nos esperaban nuestros compañeros turcos, así como el resto de miembros de los países visitantes. Nos dirigieron al salón de actos para darnos la bienvenida y, a continuación, realizamos algunos ejercicios para romper el hielo: risoterapia y la “papa” caliente. Después de romper el hielo, todos nos sentamos y escuchamos la presentación que habían preparado los compañeros y compañeras de Turquía sobre su colegio.

A continuación, tuvimos una breve pausa para tomar café y delicias turcas y charlar un poco entre nosotros. Tras esta pausa, hicimos un recorrido por el centro, que contaba con numerosos espacios diferentes, una piscina, un puesto de libros de lectura al que los niños acudían curiosos, entre otros. Además, pudimos hablar brevemente con alumnos y alumnas que aprendían español, y que parecían encantados con nuestra visita.

Más tarde, volvimos al salón de actos para asistir a una sesión formativa sobre orientación por parte de un profesor experto en esta materia. Aprendimos algo de teoría y también a interpretar los símbolos dentro de un mapa. Posteriormente, realizamos un ejercicio práctico en una zona exterior de la escuela. Seguidamente, almorzamos en el comedor del colegio.

Por la tarde, estaba prevista una actividad de orientación en la naturaleza, pero lamentablemente ese día hubo lluvias muy fuertes durante todo el día y no pudimos realizarla. Así que nos refugiamos en un centro comercial cercano, en el que compramos las delicias turcas que llevaríamos al IES Santa Lucía para nuestros compañeros y compañeras. Por la noche, cenamos y pasamos un rato agradable jugando a juegos de mesa para pasar la noche lluviosa y tormentosa que teníamos por delante.

 

23 de noviembre

Tras desayunar en nuestro hotel, volvimos al Özel Antalya Koleji para iniciar la jornada con una completa sesión de yoga en el pabellón del centro escolar. Como los compañeros de las otras delegaciones tardaron un poco en venir, el equipo español, junto con los noruegos, nos pusimos a hacer ejercicios de calentamiento, dirigidos por nuestro compañero de Educación Física, Miguel Ángel. Después, realizamos diferentes coreografías de baile que había preparado una profesora de la escuela, entre ellas, una con pasos típicos de la danza turca. 

Tras todo este ejercicio físico matutino, hicimos la pausa para tomar café. Luego, aprendimos una coreografía con el fin de enseñársela a nuestro alumnado en nuestros respectivos países, y así hacer todos juntos cuando nos visiten en marzo. Almorzamos en la escuela todos juntos. La lluvia del día anterior, había dejado un día con un sol radiante.

 

Tras el almuerzo, cada país planificó una actividad para incluir en el producto intelectual nº3 del proyecto: “Sport and Environment Education Kit” y un miembro de cada país la expuso la suya, en nuestro caso fue el compañero Miguel Ángel quien se encargó de exponer nuestra propuesta ante el resto de compañeros y compañeras.

           

A continuación, se procedió a la entrega de certificados a todos y cada uno de nosotros por la estupenda colaboración y trabajo realizado a lo largo de la semana.

Por la tarde, nos trasladamos al centro de Antalya para visitar la Hadrian Kapisi, la puerta que daba acceso a la ciudad, construida en honor al emperador romano Adriano, que visitó la ciudad en el año 130; y recorrer sus estrechas calles pintorescas. Aquí pudimos disfrutar también de un bonito atardecer.

 

 

 

 

Por la noche, nos reunimos todos en el comedor del hotel para cenar juntos y despedir a nuestros compañeros y compañeras de Países Bajos, puesto que al día siguiente regresarían a su país.

 

 

 

24 de noviembre

Como cada día, desayunamos en el hotel. Lidia Navarro y Manuel Ortega se reunieron durante toda la mañana y parte de la tarde en el Özel Antalya Koleji junto con el resto de coordinadores y coordinadoras de los demás países para organizar cada detalle del proyecto en las siguientes movilidades y sobre la realización de las tareas que componen cada uno de los resultados intelectuales resultantes de las movilidades realizadas en Riga (Letonia) en Junio de 2023; en Oslo (Noruega) en octubre de 2023 y en Antalya (Turquía) en noviembre del 2023.

         

 

 

 

 

Miguel Ángel García, Elena Martín, Vicky Olbés y Nayra Rodríguez se reunieron para diseñar las actividades que se llevará a cabo en marzo, mes en el que la movilidad tendrá lugar en Gran Canaria, y la unidad didáctica que formará parte del trabajo final de este proyecto que recoge diversas actividades relacionadas con la Educación Física y la sostenibilidad.

Almorzamos en un restaurante en el que pudimos degustar comida típica, paseamos por las calles cercanas al hotel y visitamos algunas tiendas de souvenirs, en las que te ofrecían una taza de café o té turco. Por la noche, cenamos todos juntos en el centro de Antalya, en un lugar especial en el que pudimos escuchar música típica en directo y degustar platos deliciosos. Posteriormente, se hizo entrega de algunos obsequios.

25 de noviembre

Este día hicimos el último desayuno en el hotel y, dado que el vuelo lo teníamos por la noche, nos disponíamos a pasear un poco por la zona, pero empezó a llover y tronar muy fuerte, así que nos quedamos en el hotel y aprovechamos para trabajar un poco de forma online, por ejemplo, rellenando la información sobre el alumnado cuyas familias acudirían a la visita el martes 28 de noviembre.

Almorzamos en el hotel y fuimos a un supermercado para comprar agua y algún tentempié para el viaje. Un minibús nos trasladó hasta el aeropuerto de Antalya, para allí coger el vuelo hacia Oslo. Debido al mal tiempo, nuestro vuelo tuvo tres horas de retraso. Fue agotador porque pasamos bastante tiempo sin tener información sobre la hora de salida. Cenamos algo en el aeropuerto y pasamos el rato jugando a algunos juegos de mesa.

 

Finalmente salió nuestro vuelo a Oslo, donde estaba previsto pasar la noche en el hotel que se encuentra dentro del mismo aeropuerto. Sin embargo, al llegar tan tarde, no merecía la pena ir al hotel, así que hicimos tiempo en el aeropuerto, desayunando algunas cosas que habíamos comprado en Antalya y tomando un chocolate caliente, hasta que llegó la hora de embarcar.

 

 

26 de noviembre

Después del largo viaje, llegamos a Gran Canaria a las 11:20 horas, sin apenas haber dormido, desde el día anterior. Ahora solo tocaba descansar y coger fuerzas para ir al día siguiente a trabajar y a compartir la experiencia con los compañeros y compañeras.          

                                        


 

Movilidad a Oslo (Noruega), 30 de septiembre – 6 de octubre de 2023

KA220 “Green Schools for a Green Europe”

Durante el mes de octubre (del 30 de septiembre al 6 de octubre), cuatro docentes de nuestro centro asistieron a una movilidad a Oslo (Noruega) dentro del proyecto KA220 “Green Schools for Green Europe”. Dicho proyecto está coordinado por Países Bajos y conformado por Italia, Noruega, Turquía, Países Bajos y España (nuestro centro). El objetivo principal de esta movilidad era la formación de nuestro profesorado en la temática sobre desarrollo sostenible, sostenibilidad, economía circular, reciclaje, etc.

El día 30 de septiembre por la tarde comenzamos nuestra movilidad a Oslo. Volamos a Madrid y pasamos allí la noche antes de salir el día 1 de octubre en dirección a Noruega. Una vez llegados, sorprendidos por la diferencia de temperatura con Gran Canaria, unos 25/30 grados, nos instalamos y nos aventuramos a descubrir los alrededores del hotel. Se presentaba por delante una apasionante semana de trabajo, aprendizaje y experiencias junto a los diferentes profesionales del resto de los países asociados.

El lunes 2 de octubre, a las 10:00 de la mañana, comenzó la primera sesión de esta movilidad en la sala de conferencias del Anke Hotel. Emre y Alis, coordinadores del encuentro en Oslo y responsables de la ONG “Intermezzo Ungdomsorganisasjon”, realizaron una breve bienvenida, introducción y presentación de su organización, del proyecto en sí y de los diferentes países participantes en la movilidad (Italia, Noruega, Turquía, Países Bajos y España).

Intermezzo Ungdomsorganisasjon es una organización local, apolítica, independiente y sin fines de lucro dirigida por estudiantes y miembros. El objetivo de la organización es la integración de grupos marginados, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas y los municipios en sus respectivas regiones, incluida la integración y la formación, el apoyo al desarrollo, la participación en programas y proyectos nacionales e internacionales en diferentes países de la UE.

Los proyectos de esta organización giran en torno a la sostenibilidad, y más concretamente, al “EcoArt”, término que se convertiría en el hilo conductor y leitmotiv de nuestra semana de trabajo.

Pero, ¿Qué es el EcoArt?.

El EcoArt es un estilo de arte creado y transmitido por aquellos que se preocupan por el medioambiente a nivel local y global, por aquellos que hacen del arte y su activismo ecológico una forma de vida y de lenguaje. Se crea mediante el uso de materiales naturales y/o residuos. Normalmente, las piezas reflejan los problemas ambientales que sufre el mundo, es una forma de protestar y, a la vez, una apuesta por el cambio.

Sus principios fundamentales son proyectar la relación entre la naturaleza y el artista para encontrar la forma de coexistir en armonía con el medioambiente. Se preocupa por los materiales ambientales y busca fluir con ellos para integrarlos en la propia naturaleza y usarlos con respeto hacia la misma. Intenta concienciar sobre los problemas ambientales y dinámicas ecológicas que existen para defender la sostenibilidad, la sanación y la convivencia sana con la naturaleza.

En definitiva, el arte ecológico tiene como objetivo mejorar nuestra relación con la naturaleza.

Resulta muy interesante observar los diferentes trabajos realizados por esta organización con el alumnado participante en sus proyectos, como por ejemplo, el pintar muros con diferentes motivos para concienciar sobre la sostenibilidad y el cambio.

Descubrir el EcoArt  ha sido tan interesante como conocer a algunas de las figuras punteras a nivel mundial en la materia como Mat Cohen, Agnes Denes, Mel Chin, Aviva Rahmani, Charlotte Olss.

Terminada la introducción, se procedió a proyectar los vídeos/presentación de cada uno de los países, mostrando los trabajos sobre sostenibilidad realizados en cada centro educativo. Así mismo, cada miembro participante se presentó (nombre, especialidad y centro educativo) con el fin de romper el hielo y conocernos un poco mejor entre nosotros.

 

 

 

 

A continuación y para finalizar la sesión de la mañana, el coordinador de Noruega expuso al grupo el planning semanal de trabajo. Nos sorprendió que muchas de las actividades planteadas quedaban a expensas del estado del tiempo. Cada día consultan la aplicación del tiempo y deciden qué actividades se pueden o no realizar. ¡Bienvenidos a Oslo!.

Una vez finalizada la sesión de trabajo realizamos un recorrido cultural por la ciudad, visitando diferentes edificios y monumentos de la ciudad, como por ejemplo: el Teatro de la Ópera,  la Biblioteca (la Deichman Bjørvika de Oslo, nombrada como la mejor biblioteca pública nueva del mundo en 2021), el Palacio Real o la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Oslo.

El tiempo, afortunadamente, nos ha acompañado con un cielo despejado y una temperatura fresquita pero agradable en torno a los 14/15 grados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El martes amaneció despejado y eso nos iba a permitir realizar las actividades de exterior contempladas en el planning. Pero eso sería después una interesante sesión de trabajo cargada interesantes conocimientos sobre sostenibilidad y de mucho trabajo cooperativo.

Una vez reunidos en la sala de conferencia y tras una pequeña introducción de la sesión de trabajo, comenzamos con una formación sobre los residuos y sobre cómo deshacerse de ellos:

  • Orgánicos: papel, restos de comida, cartón, granos de café, cáscaras de plátano.
  • Inorgánicos: latas de aluminio, vidrio, botellas de plástico, vasos de yogur, cucharas.

Sí, a priori no resultaba nada nuevo o diferente a los conocimientos que ya traíamos de casa, pero aplicando el término trabajado en la sesión de ayer, el EcoArt, nos sumergimos en una nueva dimensión sobre el reciclaje y la reutilización de estos residuos tanto con la intención de crear arte como con la de alargar la vida útil de dichos residuos.

En este campo descubrimos diferentes proyectos y artistas como por ejemplo:

Proyecto Washed Ashore, un concepto de arte para salvar el mar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Proyecto True Pigments (Michelle Shively Maclver). Es un proyecto desarrollado en una mina de carbón cerrada hace más de 100 años que sigue vertiendo residuos tóxicos en arroyos y ríos. Desde hace un tiempo, un equipo de artistas y científicos recolecta los desechos y los convierten en pintura.

https://youtu.be/Ld5bYyNVzXI?si=EGF8jbAxlZhUnGvh

 

 

 

 

 

 

Yuken Teruya, gran representante del arte ecológico, sobre todo con el papel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nirit Packer, artista israelí que ha centrado su arte en un residuo en concreto, las cadenas de bicicletas. Con ellas ha creado arte en forma de perros.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez terminada la formación sobre reutilización de residuos, pasamos a la parte práctica de la sesión. Analizadas las diferentes expresiones de EcoArt (proyectos y artistas) nos agrupamos en mesas de trabajo y comenzamos a crear nuestro propio arte partiendo de las indicaciones dadas por los coordinadores noruegos. En este caso, la actividad se centraba en reutilizar materiales como bolsas de basura, papel y residuos orgánicos usados como pintura.

En la primera actividad creamos una cometa haciendo uso de bolsas de plástico, varillas de madera, cinta de celo y cordel.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la segunda actividad, dibujamos figuras geométricas aleatorias en un papel que luego fueron pintadas y decoradas con residuos orgánicos, en concreto, colores reciclados de frutas frescas y también de frutas hervidas a altas temperaturas. Cabe destacar que, en el concurso final de estas obras de arte, “The Spanish Team” se alzó con el primer premio con su obra “LA VIEJA FANTASÍA”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La última actividad se centró, principalmente, en el uso de dos materiales, cartón y tapones de plástico. Consistía en la construcción de un coche de cartón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalizada la jornada de formación y de trabajo cooperativo, tocaba visitar el Vigeland park. No era simplemente una visita cultural, teníamos además la tarea de recoger diferentes tipos de hojas tiernas y flores caídas para la actividad a realizar en la sesión de trabajo del día siguiente.

Vigeland park es un excepcional parque escultórico en el que se encuentra el trabajo de toda una vida del escultor Gustav Vigeland (1869-1943), con más de 200 esculturas de bronce, granito y hierro forjado. Vigeland fue también el diseñador del conjunto arquitectónico del parque.
La estatua de bronce del pequeño enfadado (Sinnataggen en noruego) es una de las esculturas más famosas del parque de Vigeland, junto con el Monolito y la Rueda de la Vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez terminada la visita y la tarea en Vigeland park, optamos por regresar a pie al hotel para seguir admirando rincones de la ciudad de Oslo. Eso sí, no sin antes inmortalizar el precioso y otoñal atardecer sentados sobre las tiernas hojas que teníamos que recoger.

Durante el recorrido, siendo observadores, no nos fue complicado entender la arquitectura de un país en el que la luz escasea durante muchos meses del año. Es por ello que usan grandes ventanales en sus construcciones para un aprovechamiento total de la luz.

En el paseo nos encontramos con edificios tan emblemáticos como son el Ayuntamiento de Oslo y, sobre todo, el edificio del Centro Nobel de la Paz.

Terminando nuestro recorrido por la avenida marítima de Stranden, pudimos observar el museo de arte moderno Astrup Fearnley, una belleza arquitectónica entre puentes y agua.

El miércoles, ya a mitad de semana, se presentaba intenso por la cantidad de contenidos y actividades planteados para la sesión.

Durante la primera parte, la formación se centró en la Agencia Europea de Medioambiente, no solo en qué es sino en su agenda, objetivos y funciones. Esta agencia, formada por 32 países miembros, proporciona conocimientos y datos para apoyar los objetivos medioambientales y climáticos de Europa.

Visitar y analizar con detalle su página web nos permitió entender la importancia que tiene y la cantidad de ámbitos que abarca, entre los cuales se encuentran: apoyar el desarrollo de políticas y procesos globales clave, ofrecer experiencia analítica, y proporcionar y mantener una infraestructura de presentación de informes eficiente para los flujos de datos nacionales e internacionales.

En la parte práctica de la sesión de hoy, trabajamos con diferentes elementos y materiales de la naturaleza con una finalidad decorativa. De ahí que el día anterior nos encargaran la tarea de recoger hojas tiernas y flores caídas del Vigeland park.

La primera de las actividades consistió en usar la savia y los pigmentos de las hojas y flores como elementos decorativos. Para ello, se colocaban las hojas y flores de forma creativa sobre un folio, se tapaban con una servilleta y se machacaban a golpe de martillo o de cualquier objeto contundente. La exposición final fue una auténtica maravilla creativa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La segunda de las actividades consistió en elaborar una pequeña casa de cartón decorada con corteza de coco y con el resto de las hojas y flores no utilizadas en la actividad anterior. La intención era dar a todos esos materiales una segunda vida. En este caso, construir una pequeña casa que pudiera usarse, por ejemplo, como refugio para los pájaros de nuestro entorno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La última actividad iba enfocada a trabajar la papiroflexia, elaborando espigas con periódicos de supermercado que pudieran servir como elementos decorativos en las diferentes actividades del centro educativo. La intención era clara, reducir o limitar el abusivo uso de papel que, en ocasiones, se produce en nuestros centros.

Terminada la jornada matutina de formación y actividades, el grupo completo de participantes en la movilidad se organizó para realizar un almuerzo en el restaurante turco “Istanbul”. Momento que siempre sirve para relacionarnos y compartir sensaciones sobre los contenidos y los trabajos realizados hasta el momento. Los intercambios de ideas y conocimientos son un eje fundamental en este tipo de movilidades dentro del Programa Erasmus+.

Después del almuerzo, disfrutamos de un relajado paseo hasta el centro de la ciudad de Oslo donde se encuentran varios de los edificios más importantes como son la Biblioteca y el Teatro de la Ópera. Allí nos habíamos citado para realizar la visita al museo de Edvard Munch, uno de los artistas más conocidos e internacionales de este encantador país. En este museo pudimos descubrir muchas de las obras de este pintor y algunas curiosidades que desconocíamos.

Probablemente, “El Grito” sea la obra más conocida de Munch, pero a todos nos pilló por sorpresa descubrir que no es un cuadro único sino una serie de cuatro cuadros. Fue creada por el pintor noruego entre 1893 y 1910, cada una de ellas realizada en diferentes técnicas y materiales, incluyendo óleo, pastel y litografía. La primera versión, realizada en 1893, es la más conocida y se encuentra en la Galería Nacional de Noruega en Oslo. Esta versión fue creada utilizando óleo, temple y pastel sobre cartón. La segunda versión, también pintada en 1893, es un pastel sobre cartón y se encuentra en el Museo Munch de Oslo. La tercera versión, una litografía en blanco y negro creada en 1895, permitió que la imagen se reprodujera y distribuyera ampliamente, lo que contribuyó a su fama internacional. Finalmente, la cuarta versión fue pintada en 1910 y también se encuentra en el Museo Munch.

Los tres cuadros del museo Munch se encuentran en una misma sala pero no se pueden ver a la vez. Se van exhibiendo uno a uno de forma aleatoria mientras los otros dos permanecen tras unas puertas de seguridad.

Tras una semana intensa, llegó nuestra última sesión de la movilidad. La hoja de ruta de este jueves fue, quizás, la más variada y podríamos dividirla en tres partes. Una primera parte enfocada en la importancia de la relación ONG/Universidad, una segunda parte en la que se estableció el planning de trabajo  del proyecto para las próximas ocho semanas y, por último, una actividad grupal para materializar los conocimientos adquiridos sobre EcoArt en una sesión de clase de 50 minutos.

La Unión Europea insiste en la colaboración entre las ONG y las universidades (centros educativos) a pesar de tener una cultura organizativa, unos ritmos y exigencias completamente diferentes. Es necesaria una visión más cooperativa y menos utilitaria, un enfoque más solidario de la educación que permita integrar de una forma más profunda valores como la solidaridad. En definitiva, estaríamos hablando de pensar más en una “Educación para el Desarrollo” que promueva formar ciudadanos y ciudadanas globales, comprometidos con la erradicación de la pobreza y con el desarrollo sostenible.

Por este motivo, se propone a cada socio integrar e implicar a una ONG dentro del proyecto desarrollado desde cada centro.

En la segunda parte de nuestra sesión, se acordó el planning de trabajo para los próximos dos meses hasta el encuentro en Turquía. Esta guía de trabajo se centra en el estudio y tratamiento de los diferentes tipos de residuos organizados por meses y semanas, quedando de la siguiente manera:

MES 1: RESIDUOS INORGÁNICOS

SEMANA 1

PLÁSTICO

SEMANA 2

VIDRIO

 SEMANA 3

LATAS

SEMANA 4

METALES

MES 2: RESIDUOS ORGÁNICOS

SEMANA 5

PIEDRAS

SEMANA 6

HOJAS Y CONOS

SEMANA 7

CONCHAS

SEMANA 8

PINTURA NATURAL

 

Partiendo de todo lo trabajado en las diferentes sesiones de esta movilidad, la finalidad es llevarlo a nuestros centros educativos para crear productos finales con los diferentes materiales trabajados y contemplados en el EcoArt. La intención es presentarlos y hacerlos visibles en el resto de la comunidad educativa grabando el resultado final.

En la última parte de la sesión, nos agrupamos mezclando al profesorado de los diferentes países con el fin de elaborar una “sesión EcoArt” de 50 minutos para el alumnado, integrando los diferentes temas tratados durante la semana. El resultado fue increíble a pesar de la dificultad de la temporalización, demasiadas ideas para tan poco tiempo de sesión. No obstante, en cada una de las exposiciones realizadas por los grupos, se pudo apreciar el incremento creativo del profesorado a la hora de plantear las actividades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez terminadas las exposiciones, se procedió a la entrega de certificados y a la despedida de todos los participantes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La jornada finalizó con una visita a la Fortaleza de Akershus, castillo medieval de finales del s. XIII situado en el centro de la ciudad de Oslo que a lo largo de su historia ha tenido un gran valor estratégico y simbólico para el país. En la actualidad, esta fortaleza sirve como escuela de oficiales, como espacio de alojamiento y también como cuartel general. 

Las vistas de la ciudad de Oslo eran impresionantes. Sin duda alguna, el mejor lugar y la mejor manera de despedirnos de esta preciosa ciudad que nos ha acogido durante estos días. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una semana muy productiva y de mucho trabajo, una semana de convivencia e intercambios, una semana de mucho aprendizaje e ideas para aplicar y compartir en nuestra práctica docente y con nuestro centro educativo.

Una movilidad muy “Eco” y muy “Art” que nos regaló esta cascada de frases a modo de reflexión:

    • CREATE, INSPIRE, PRESERVE: ECOART FOR A GREENER TOMORROW
    • CREATE, INSPIRE, CONSERVE: ECOART FOR A GREENER TOMORROW
    • CREATING BEAUTY, PRESERVING NATURE: ECO ART AT ITS FINEST
    • CREATE WITH NATURE, INSPIRE WITH ART: EMBRACE ECO-ART
    • ART FOR EARTH: BEAUTY WITH PURPOSE
    • ECO ART: WHERE NATURE INSPIRES CREATIVITY